En marcha por Don Bosco

AJDB Campobosco 2017

Un año más, el Campobosco nos ha abierto sus puertas para acogernos en Campello, casa anfitriona de este evento. Tal fue el recibimiento, que el colegio salesiano se impregnó de colores, creando una paleta de pintura viva, alegre y única, donde cada mancha de color representaba una asociación.

Para meternos de lleno en el Campobosco, comenzamos con la actividad de la mañana, un show de los records, en los que libremente cada persona iba pasando por diferentes pruebas y tratando de superar los retos.  Seguidamente, tuvimos el primer momento en grupo, donde nos dividimos por niveles, y fuimos WhatsApp Image 2017-02-21 at 11.20.27 AMconociéndonos entre los centros.  Así el día fue avanzando, y entre animaciones y la comida llegaron los testimonios, charlas diferentes para cada nivel en las que se trataban distintos temas; el nivel uno asistió a charlas tales como Tanger o antiguos alumnos, el segundo de los niveles tuvo testimonios de Ceuta y el movimiento juvenil salesiano, el nivel tres disfrutó de testimonios de salesianos cooperadores y jóvenes y desarrollo y el último de los niveles tuvo charlas enfocadas a la reflexión tales como la oración, grupos de fe o el acompañamiento personal. Con ello, íbamos llegando a los últimos momentos del primer día, donde disfrutamos de una enérgica actividad nocturna y posteriormente de una discoteca y un escenario de baile y buen rollo. El final de este día lo marcó unas buenas noches muy reflexivas, personales y tiernas.

A la mañana siguiente, comenzamos con unos buenos días llenos de encanto, reponiendo las pilas para afrontar el último día de Campobosco. Así llegó el último momento en grupo, en el que compartíamos nuestras últimas palabras sobre este evento, poníamos en común que nos había parecido y realizamos una evaluación. Antes de comer, fuimos a la Eucaristía para poner fin al Campobosco 2017.

Fue un fin de sWhatsApp Image 2017-02-21 at 11.16.32 AMemana lleno de risas, bailes, formaciones, actividades maravillosas, intensos testimonios… dos días que van a ser difíciles de olvidar pues además de todas estas experiencias, nos llevamos recuerdos, detalles, nuevas y viejas amistades. Don Bosco dice que la educación es cosa del corazón, gracias por haber puesto el vuestro en este evento, por habernos acogido, por habernos hecho sentir en familia, como en casa. Gracias Campello, Gracias Campobosco. Nos vemos el año que viene.